Actualidad

Consejos para desarrollar y mantener tu inteligencia emocional en tu vida personal y entorno laboral

Imagen referencial.

La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar nuestros sentimientos de manera correcta en el momento oportuno.

Esto nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender cómo se sienten los demás, tolerar los malos momentos o las presiones que tenemos en nuestro día a día, incrementar nuestro interés empático y tener habilidades para relacionarnos con todo tipo de personas a cualquier nivel, logrando así nuestro desarrollo social.

Claudia Morales, especialista en gestión de talento de Ari Consulting, nos explica que el lenguaje no verbal es parte fundamental de nuestra imagen personal, ya que esta complementa lo que queremos transmitir. No basta con estar bien vestidos, ordenados y con una excelente presentación, esto debe de ir acompañado de algo fundamental: "la actitud", la cual se logra mediante la buena gestión de nuestras emociones.

La especialista nos brinda cinco consejos fundamentales que debemos tener en cuenta para equilibrar nuestra inteligencia emocional en nuestra vida social y laboral:

1. Empieza por conocerte: Date un tiempo y hazte las siguientes preguntas: ¿Quién eres? ¿A dónde quieres llegar? Define tus objetivos personales y profesionales.

2. Busca un momento para meditar: Durante ese proceso reconoce cómo están tus emociones, si estás triste, molesto, cansado, alegre o con sentimientos encontrados. Busca estar en estado consciente y analízate. Repite este proceso todas las mañanas.

3. Incluye en tu rutina practicar tu deporte o actividad preferida: Esto te brindará calma y un grado de satisfacción positivo.

4. Ejercita tu habilidad para escuchar a los demás: En especial a aquellas personas con las que no concuerdas mucho, busca puntos de encuentro y establece una conversación diferente. Verás que aquella persona logrará conectar y abrir los puentes de comunicación que nunca tuviste, generando un estado de bienestar para ambos.

5. Pide feedback a tu entorno sobre tu accionar: Escucha en silencio y con empatía cognitiva, esto es con la capacidad de entender la perspectiva de la otra persona. Procesa la información brindada y arma un plan de acción para cambiar aquello que sea necesario y felicítate por aquello que sea visto como un valor diferencial positivo hacia los demás.

En la actualidad, tener una inteligencia emocional desarrollada es parte fundamental para alcanzar el éxito a nivel integral. Si no existe un equilibrio en nuestras emociones a nivel personal, esto se trasladará también en una mala gestión de emociones en la parte laboral, trayendo como consecuencia falta de motivación, desinterés e incumplimiento de labores, renuncia y/o despidos.

Hay que tomar en cuenta que la inteligencia emocional es un factor relevante al momento de buscar trabajo o incluso si deseas ascender dentro de tu empresa, más aún si vas a liderar un área o vas a tratar con clientes. Sobre este y otros temas se realizarán exposiciones en el Taller de Empleabilidad que se dictará este sábado 19 de octubre en el Centro de Convenciones María Angola.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.