Actualidad

Sergio Tobón: La acreditación y la formación por competencias deben estar profundamente conectados

Sergio Tobón.

La formación por competencias debe estar articulado al perfil del egreso, tal como propone el modelo de acreditación de educación superior y la certificación de competencias, afirmó el educador colombiano Sergio Tobón, ante más de cientos de educadores de todo el país.

El experto colombiano en formación por competencias, y autor de más de 30 libros sobre socioformación, expuso los "Ejes esenciales en la evaluación de competencias en la educación superior", en el Encuentro Descentralizado de Calidad Educativa "Abriendo las puertas del desarrollo", organizado por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

"Un perfil de egreso debe tener competencias específicas y genéricas. La universidad debe determinar cuáles serán las genéricas para todos los programas, y luego darle espacio a los programas de estudio para plantear competencias que respondan a sus necesidades", señaló el educador.

El modelo de acreditación del Sineace, vigente para universidades e instituciones de educación superior, tiene cuatro dimensiones y 34 estándares enfocados al perfil del egreso y la relación con los grupos de interés.

Tal como detalla Sergio Tobón es oportuno implementar el enfoque por competencias para lograr esos estándares. "Las competencias socioformativas deben tener en cuenta la actuación en la resolución de problemas, la articulación de saberes, los retos del contexto y la pertinencia con el desarrollo social y con sostenibilidad", dijo.

Además, sostuvo que, con la formación por competencias, "hay un solo paso hacia la certificación de las competencias profesionales, ya que es un camino de calidad".

A su turno, la presidenta del Consejo Directivo Ad Hoc del Sineace, Carolina Barrios Valdivia, mencionó que el Sineace ha realizado cuatro encuentros descentralizados sobre calidad educativa en el norte, centro, oriente y sur del país; en los cuales se han evidenciado prácticas de evaluación y compromiso con la gestión del cambio en las instituciones.

"La acreditación debe ser asumida como un proyecto de transformación institucional, lo que nos permitirá instalar sostenibles mecanismos de evaluación en nuestras casas de estudios", afirmó.

Barrios Valdivia explicó que una cultura de evaluación no es arreglar la casa cuando la institución está postulando a la acreditación, la gran ventaja de la autoevaluación es el aprendizaje personal y colectivo generado para mejorar.

Este ciclo de encuentros de calidad educativa logró congregar a cerca de 1500 educadores de todo el país en las cuatro fechas en las que se contó con conferencistas de talla internacional como el educador colombiano Julián de Zubiría Samper y el investigador peruano Ricardo Cuenca Pareja.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0