Actualidad

Tres mercados de abastos se abrirán este lunes al implementar las medidas de bioseguridad

Imagen referencial.

Tras un recorrido maratónico por diferentes centros de abastos de la capital, el Ministerio de la Producción informó que el próximo lunes 25 de mayo serían reabiertos los mercados de Caquetá, Ramón Castilla (Mercado Central) y San Felipe, al haberse comprobado que los tres tienen un avance de más del 90% en la implementación de medidas de bioseguridad.

Un caso notable es el de Caquetá, en el distrito de San Martín de Porres, donde antes imperaba el desorden y la falta de señalización. Hoy tras las constantes visitas del Produce y de su Municipio, este panorama ha cambiado, garantizándose el distanciamiento social, en la mayoría de sus pabellones.

Asimismo, se han instalado lavaderos de mano, tachos de basura rotulados y se han establecido dos puntos de ingreso al mercado y cuatro de salida. Del mismo modo la comuna anunció que han dispuesto puntos estratégicos para estibadores y proveedores.

"Hemos estado en una tarea ardua en el marco de la estrategia Te Cuido Perú supervisando los mercados, salvaguardando los criterios de salubridad, respecto al mercado de Caquetá, el objetivo es que este lunes ya pueda abrirse este importante conglomerado comercial", enfatizó el viceministro.

Previa a esta inspección, el viceministro Salardi junto al equipo del Programa Nacional de Diversificación Productiva (PNDP), llegó al mercado Ramón Castilla más conocido como Mercado Central, donde se ha concluido con el demarcado de pisos para fijar el distanciamiento social, además en los puestos se han instalado estructuras para evitar el contacto directo entre compradores y vendedores.

Así también se ha instalado un lavadero al ingreso del mercado, donde personal especial controla el lavado de manos con entrega de papel toalla y alcohol.

Se espera que el lunes próximo se levanten las demás observaciones, en cumplimiento al DS N°011-2020-PRODUCE de "Lineamientos para la regulación del funcionamiento de mercados de abasto y espacios temporales habilitados para el comercio de alimentos, en el marco de las acciones de prevención y contención del COVID-19", publicados ayer en El Peruano.

Finalmente, el tercer establecimiento visitado, en miras de ser reabierto este lunes 25 de mayo, es el mercado San Felipe, en el distrito de Surquillo, el cual tiene casi 20 días de su clausura luego que 261 comerciantes dieran positivo al Covid-19.

En este lugar, el avance en la implementación de medidas sanitarias y de seguridad también fue notorio. Se ha establecido un estricto control en el ingreso, pasando por la desinfección de manos en el lavabo portátil y el limpiado de suelas con lejía. A su vez, los corredores lucen más amplios y señalizados y se informó que cada puesto instalará estructuras que garanticen la distancia entre los vendedores con los compradores.

"Esto ha sido un trabajo muy intenso, supervisando los centros de abastos de la capital, sin embargo, además de verificar que se cumplan con los lineamientos que regulan estos establecimientos, hay que ser cuidadosos en que todos los comerciantes involucrados regresen a laborar con sus pruebas negativas al Covid-19, haremos un seguimiento constante para que esto sea sostenible", afirmó el viceministro.

El Ministerio de la Producción viene impulsando también que los Municipios cumplan con las metas propuestas del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal, establecida en el DS 099-2020-EF.

Este programa otorgará recursos a las comunas que cumplan con regular el funcionamiento de sus mercados de abastos y generar espacios temporales para comercio, con la finalidad de reducir la aglomeración dentro y fuera de estos puntos de venta para prevenir y contener el Covid-19.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.