Actualidad

Perú recibió un importante lote de bienes culturales recuperados en el exterior

El ministro Alejandro Neyra destacó el esfuerzo por lograr la repatriación del importante lote del patrimonio cultural.

El Ministerio de Cultura recibió un importante lote de bienes culturales, recuperados en diversos países, que constituyen parte del valioso Patrimonio Cultural de la Nación.

La entrega estuvo a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores y se desarrolló en el Salón de Embajadores del Palacio de Torre Tagle. En este acto se entregaron 64 bienes culturales y una réplica de una pintura. Participaron el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, y el ministro de Relaciones Exteriores, Mario López.

El ministro Alejandro Neyra destacó el esfuerzo por lograr la repatriación del importante lote del patrimonio cultural. "En estas recuperaciones hay un trabajo enorme de todas las entidades, como la Cancillería, el Ministerio de Cultura, Interpol y la Policía Nacional, para lograr contar con estos bienes que forman parte de nuestro patrimonio. Es una orgullosa muestra de nuestro legado, que nos permitirá tener una mejor ciudadanía mirando al futuro", señaló.

"El compromiso del Ministerio de Cultura es que todas estas piezas valiosas formen parte de la primera muestra en el nuevo museo de Pachacamac en julio de 2021, para conmemorar de la mejor manera el Bicentenario. Tenemos múltiples desafíos y lo que haremos es trabajar en hacer accesible nuestra cultura y mostrarla al mundo. Estoy seguro que volveremos con mucha fuerza y que podremos ser una potencia cultural. El compromiso es seguir trabajando juntos para valorar más nuestra riqueza cultural y nuestra identidad", enfatizó el ministro Neyra.

En tanto el ministro de Relaciones Exteriores, Mario López, habló de la importancia de las piezas recuperadas.

"Es parte de un trabajo de protección y defensa, en forma coordinada. En 2019 logramos recuperar más de 1000 bienes del Patrimonio Cultural de la Nación. En el 2020, recuperamos 316 bienes valiosos a pesar de las circunstancias. Cada uno de estos bienes contribuirá a reafirmar el compromiso del Estado en la defensa y recuperación de la memoria. Una memoria diversa, compleja, que constituye los fundamentos del país y la identidad".

"Estas piezas enriquecerán las colecciones en nuestros museos, para ahondar la curiosidad y conocimiento. Además de motivar la imaginación de los jóvenes y de todos porque necesitamos explorar las memorias que sustentan nuestro futuro como individuos. Lograremos una gran exhibición, porque estos bienes son el testimonio de los esfuerzos por recuperar nuestra herencia y contribuirán a proyectar nuestra historia y cultura", afirmó el Canciller López.

A la ceremonia también asistieron la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, Leslie Urteaga y el viceministro de Relaciones Exteriores, Manuel Talavera.

LAS PIEZAS RECUPERADAS

Entre las piezas culturales repatriadas destacaron importantes ceramios de las Culturas Chancay, Huaura, Pativilca, Teatino, Chuquibamba, Wari, Chimú, Santa e Inca, desarrolladas en la Costa y andes del Perú; así como piezas artesanales de madera, textiles y objetos de fina orfebrería de la Cultura Inca, así como un utensilio de metal de la sociedad Chimú. Todos estos vestigios integran un segundo grupo de bienes que devuelve al país el Museo de Antropología Phoebes A. Hearts de la Universidad de Berkeley de Estados Unidos.

En esta importante entrega, también sobresalieron dos fragmentos de textiles de la Cultura Chancay y la réplica de una pintura peruana que retornan desde Reino Unido; también un Unku o camisa, de la Cultura Inca, que retorna de Australia. En ambos casos, se trata de devoluciones voluntarias a las delegaciones diplomáticas peruanas en esas naciones por parte de personas naturales.

En el ámbito del patrimonio documental archivístico, se presentó una Real Cédula en tres folios, suscrita por el Rey Carlos III, en 1767; tres recibos de pago del siglo XVII, y un certificado de ley de barras de oro, en dos folios, de la Real Caja de Lima, otorgado en 1778.

Estos últimos, fueron documentos oficiales en su época, los cuales contienen información relevante sobre la vida económica peruana durante el Virreinato. Eran ofertados ilícitamente en las páginas web de venta Ebay y Todo Colección, de España, y William Reese Company, de Estados Unidos.

Para lograr todas estas repatriaciones, se realizaron gestiones por parte de la Dirección de Recuperaciones –órgano de la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura-, y las coordinaciones de la Dirección General para Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores con los consulados peruanos en Estados Unidos, Reino Unido, España y Australia.

También destaca la labor del Archivo General de la Nación del Perú y de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional de España, para la específica restitución de los bienes documentales archivísticos.

El retorno al país de los mencionados bienes, se realizó en el marco de los lineamientos establecidos en la Convención de la UNESCO de 1970, principal instrumento jurídico internacional dedicado a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

Este acto protocolar reforzó la soberanía sobre nuestro legado cultural, y se alinea con los esfuerzos de la Política Nacional de Cultura por fortalecer la identidad ciudadana y rescatar el valor trascendental de la herencia histórica del país.

El Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General de Defensa del Patrimonio, continuará con las gestiones para la declaratoria y posterior registro de dichos bienes culturales repatriados. Además, mantendrá el trabajo conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, para la restitución y repatriación de bienes culturales, que se encuentran en proceso; así como de casos emblemáticos, con miras al Bicentenario de la Independencia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.