Economía

¿Buscas capital para tu negocio? Conoce 5 opciones para acceder a préstamos mayores a S/100,000

Imagen referencial.

Los empresarios y emprendedores peruanos ya están enfocados en la campaña de fin de año, la más importante y demandante del calendario, y unas de sus principales preocupaciones es conseguir financiamiento para abastecer de mercadería y consolidar sus planes de crecimiento.

Según explica Carlos Ferreyros, gerente general de la Fintech Prestamype, el actual dinamismo del consumo ha creado una necesidad de préstamos cada vez más altos entre las Mypes peruanas.

"En los últimos meses hemos identificado una creciente demanda de créditos de capital de trabajo superiores a los S/ 100, 000 soles, y pueden llegar hasta los S/ 500,000. En nuestra cartera, este perfil de préstamos ya representa el 46%", señala el especialista. Si requieres un monto superior a los S/ 100,000 soles para financiar tu campaña de fin de año, estas son las principales alternativas que encontramos en el mercado peruano y sus requisitos. Toma nota:

PRÉSTAMOS BANCARIOS

Es la alternativa más conocida. Los bancos pueden prestar capital de trabajo con un plazo de pago de 2 años en promedio. La TCEA (Tasa de Costo Efectivo Anual) va desde 32% hasta 60%, dependiendo del análisis de riesgo, y el desembolso puede demorar 2 meses, aproximadamente. Los requisitos principales para acceder a un préstamo alto con el banco son el balance general y los estados de ganancias y pérdidas de la empresa, además de las declaraciones de impuestos a la renta, patrimonio y flujos de caja, y contar con un buen historial crediticio.

LÍNEAS DE CRÉDITO

Las entidades bancarias también ofrecen líneas de crédito para capital de trabajo hasta los S/200,000 para realizar compras o retirar efectivo, tal y como funciona una tarjeta de crédito. El uso de esta línea se puede financiar hasta en 24 meses, con un TCEA que va de 45% a 70%. Los requisitos principales para acceder a este instrumento son contar con buen historial crediticio en el sistema financiero, reporte positivo de la central de riesgos de la Superintendencia de Banca y Seguro (SBS), tres últimos pagos de IGV o Impuesto a la Renta (Sunat) y Situación de Estados Financieros (antigüedad no mayor a 3 meses).

CAJAS MUNICIPALES

De manera similar a los bancos, las cajas municipales también ofrecen créditos empresariales. El proceso de solicitud es 100% presencial, y pueden otorgar préstamos hasta por S/500,000, con TCEA desde 40% y plazos de pago hasta 48 meses. Los principales requisitos para solicitar un préstamo en una caja municipal son contar con un negocio propio y con la documentación sustentatoria de sus ingresos, tener como mínimo 6 meses de experiencia empresarial, contar con un buen perfil en el sistema financiero, acreditar domicilio permanente, entre otros requerimientos adicionales que dependen de cada caja.

PRÉSTAMOS FINTECH

Una alternativa que viene cobrando relevancia son las Fintech de préstamos. En el mercado peruano, Prestamype es la primera Fintech especializada en préstamos de capital de trabajo superiores a los S/ 100,000.

En esta plataforma se pueden solicitar créditos empresariales incluso por 1 millón de soles, con una precalificación online que toma 3 minutos. El plazo de desembolso del dinero es de 15 días en promedio, y la TCEA va desde 28% hasta 44%, con un periodo promedio de pago de 24 meses, con opción a renovación. El principal requisito para solicitar un crédito aquí es contar con una garantía hipotecaria registrada en SUNARP (el préstamo debe representar como máximo el 40% del valor de la propiedad).

PRÉSTAMOS INFORMALES

Este tipo de préstamo es ofrecido por personas que se dedican a rentabilizar sus excedentes de dinero, imponiendo tasas elevadas.

Según estudios de Asbanc, la TCEA de dichos préstamos oscila entre 200% y 400%, pero puede llegar a superar 1000% de intereses. Los requisitos varían dependiendo de cada prestamista, y en ocasiones deberás ser referido para poder acceder a este tipo de créditos. Los expertos recomiendan tener mucho cuidado al solicitar un préstamo informal, y por ningún motivo entregar dinero, tarjetas de crédito, o claves de cuentas bancarias personales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.