Economía

Minería e Hidrocarburos fueron perjudicados por guerra comercial entre EE.UU y China

Imagen referencial.

Las consecuencias en el Perú de la guerra comercial entre Estados Unidos y China han dado paso a una contracción en la demanda de los minerales por parte del país asiático, originando que los precios del cobre disminuyan, y los del oro aumenten por la incertidumbre del entorno.

En ese sentido, Pablo Boza, profesor de la carrera de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad ESAN, explicó que como consecuencia de esta guerra comercial las exportaciones peruanas han caído tanto por precio como por demanda, 5% de setiembre a setiembre, un 1.5% anualizado en el tercer trimestre.

"La caída en el precio de commodities y la contracción de demanda por los aranceles impuestos han perjudicado a nuestro sector minero que registra una caída de 6.9%, pero el más afectado ha sido el de hidrocarburos con una caída de 26%, puntualizó Boza.

Sin embargo, agregó el docente universitario, el sector que ha mantenido sus tendencias de crecimiento ha sido el agroexportador que registra un crecimiento de 12.3% con respecto a setiembre del año pasado. De otro lado, la caída de las exportaciones de paltas ha sido compensada por un crecimiento en las de arándanos, pero nuestra economía sigue estando expuesta al riesgo de los precios de los commodities.

Consultado sobre si los tratados de libre comercio que tiene el Perú con Estados Unidos y China están en riesgo por esta guerra comercial, Boza comentó que no hay peligro pues las restricciones que se vienen dando es a los productos de intercambio propio (.E.EU.U. y China), pero si el conflicto llega a escalar sí podría implicar al resto de países.

Ante esta coyuntura mundial que vivimos, Pablo Boza recomendó que el Perú mantenga en gran medida la política monetaria expansiva, reduciendo tasas de interés en la medida que los países desarrollados continúen con las mismas políticas. Además, aseveró que debe de reactivar la inversión pública, los proyectos de infraestructura y la inversión a nivel local que actualmente se encuentra rezagada.

Ambas potencias se han perjudicado

Tras 16 meses de haberse iniciado esta guerra comercial, ambas potencias intentan sellar la "fase uno" del acuerdo llevando a cabo una conversación telefónica entre el viceprimer ministro Chino, Liu He con sus interlocutores estadounidenses, el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Boza, también experto en negocios internacionales, afirmó que el resultado después de más de un año del conflicto entre estos países demuestra que los dos se han perjudicado en los principales motores de su economía: los consumidores americanos y el sector exportador de China.

"Los consumidores americanos estarían llevando la gran carga de los aranceles impuestos por Estados Unidos, mientras que los aranceles chinos han afectado a los exportadores a través del alza de sus insumos", indicó Boza.

De acuerdo a información de las Naciones Unidas, el comercio ha perdido 14 mil millones de dólares de valor en exportaciones, mientras que 21 mil millones dólares han sido desviados desde China como país exportador a otros países del sudeste asiático y Europa. China podría enfrentar mayores pérdidas ya que el 75% de sus exportaciones siguen siendo hacia Estados Unidos, finalizó el educador.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin