Economía

MTC asumirá el mando del Metro de Lima y Callao

MTC asumirá el mando de Metro de Lima y Callao

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se mantendrá como titular del Metro de Lima y Callao según el un decreto de urgencia del Poder Ejecutivo.

La decisión se tomó en tanto no se suscriban los acuerdos que otorgan el poder a la Autoridad de Transporte Urbana  para Lima y Callao (ATU).

Mediante el DU N° 010 -2020 se modificó la Ley que crea la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao para que el MTC mantenga la titularidad de los contratos de concesión vigentes del Metro de Lima y Callao.

La disposición establece que el MTC puede encargar al ATU como organismo técnico especializado, determinando actos o actividades vinculadas a la fase de ejecución contractual de los contratos vigentes de Asociación Público Privada (APP) o Proyectos en Activos de la Red Básica del Metro de Lima y Callao.

También de los proyectos de inversión pública relacionados y las obligaciones contractuales asumidas por el Estado Peruano en el marco de dichos contratos.
Finalmente, se faculta al MTC para que emita las disposiciones que resulten necesarias para la aplicación del presente decreto de urgencia.

Andina
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.