Economía

El 2018 sería el nuevo año base debido a su mayor crecimiento económico

Imagen referencial.

Para adoptar un nuevo año base de las cuentas nacionales del país, aparte de un desenvolvimiento equilibrado de los precios y normal funcionamiento del mercado, es importante alcanzar un crecimiento económico estable.

Por tanto, la definición del año base dependerá de una mayor expansión del PBI logrado en los años propuestos (2018, 2019 y 2020), indicó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) recientemente indicó que el nuevo año base se definiría entre los años 2018, 2019 y 2020.

"Revisando el crecimiento económico del periodo precisado, en el 2018 la tasa del PBI fue de 4%, mientras que en 2019 apenas creció 2,2%. Para este año las proyecciones señalan un crecimiento del orden del 3%. Todo ello apuntaría a que el 2018 sería el nuevo año base", manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP de la CCL.

Asimismo, en los años en mención, la economía peruana mantiene una tasa inflacionaria baja, pues se encuentra dentro del rango entre 1% a 3% del PBI fijado por el BCR.

El IEDEP explicó que elegir el año base es tomar como referencia el periodo a fin de definir los bienes y servicios que se van a considerar para cuantificar el PBI del país. "Actualmente el año base es 2007, pero en 12 años se hace evidente que han surgido nuevas actividades económicas o productos y otras han perdido vigencia. Lo que se busca es capturar de la manera más acertada la posible la estructura productiva del país", precisó el economista.

Cabe mencionar que el Perú en los últimos 60 años ha tenido cinco años base (1963, 1973, 1979, 1994 y 2007) y se observa que ningún año de la década de los ochenta fue tomado en cuenta como año base debido a que fueron periodos de alta distorsión en la economía por la inestabilidad de precios y el bajo nivel de actividad económica.

Así también otro factor que aportará a definir el nuevo año base es el V Censo Nacional Económico (V-CNE) del INEI, el cual permitirá conocer con mayor exactitud la estructura económica peruana, desarrollar un marco estadístico para el diseño de investigaciones económicas y disponer de información para la formulación de políticas públicas. Además, buscará mejorar la estimación de la economía informal que según cifras del INEI representó en 2018 el 18,6% del PBI total. "Es a partir del V-CNE que contribuirá a realizar el cambio de año base y que repercute en todo el sistema de cuentas nacionales del país", precisó Peñaranda.

SERVICIOS AUMENTARÍA APORTE AL PBI MIENTRAS MINERÍA SE REDUCIRÍA

Por otro lado, con el cambio de base se espera que el sector servicios eleve su participación en la estructura del PBI superando el 45,4% y el sector minero reduzca el 14,4% del PBI del año 2007.

"El sector servicios agrupa importantes actividades como transporte y almacenamiento, servicios financieros, servicios prestados a empresas, actividades inmobiliarias, educación, salud, entre otras, los que explican un aporte superior al 80% en el PBI del sector terciario y el 20% restante corresponde al sector Comercio", señaló.

Cabe anotar que en los últimos diez años las participaciones del sector primario (Agropecuario, Pesca y Minería e Hidrocarburos) y secundario (Manufactura, Electricidad y Agua y Construcción) convergen a una aportación de alrededor del 20% del PBI, mientras que el sector terciario (Comercio y Servicios) se consolida en un piso del 60%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0