Economía

Tasa de matrícula en universidades e institutos caería a 20%, igual que en los noventa

La morosidad se ha elevado por la crisis del COVID-19, lo que llevará a que jóvenes no puedan matricularse en segundo semestre, alertó FIPES.

Los jóvenes que vienen estudiando a la fecha en las universidades e institutos no están pagando las pensiones a consecuencia de la crisis generada por el COVID-19, lo que ha generado que la tasa de morosidad se ubique en 50%, más del doble respecto a lo registrado hasta antes de la pandemia, entre 15% y 20%.

Así lo advierte Luis Lescano, gerente general de la Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (FIPES), quien explica que esta situación pondrá en riesgo la matrícula del segundo semestre puesto que, para iniciarlo, primero deben pagar las deudas pendientes que tienen del primer semestre.

Lescano explica que, amparados en la Ley de protección de la economía familiar, los jóvenes pueden seguir estudiando durante el ciclo sin pagar las respectivas mensualidades; sin embargo, para poder matricularse y continuar el siguiente ciclo, deben pagar las pensiones pendientes. De este modo, muchos estudiantes no podrán continuar sus estudios fomentando, sin querer, una reducción de la tasa de matrícula.

"Hemos alcanzado una tasa de matrícula en la educación superior del 40%, casi el doble del año 1990, donde la tasa de matrícula era del 20%. Uno de cada cinco estudiantes estaba en la educación superior. Ahora corremos el riesgo de que llegue a tasas anteriores. ¿Hablamos de un retroceso de 30 años? Estamos hablando de esas cifras lamentablemente."

Lescano indica que la deserción de los alumnos (abandono de clases), tanto de institutos como universidades, aumentará durante los próximos meses a consecuencia de este escenario. Además, detalla que la deserción de alumnos en los institutos a la fecha se ubica en 30% y en las universidades en 15%, una realidad que ahora se traducirá en que menos alumnos vuelvan a estudiar. "El problema con la deserción es que está probado que muchos que salen del sistema educativo no regresan".

Mayor apoyo del Estado

Si bien el estado ha anunciado la entrega de becas para los estudiantes de institutos y universidades, esta medida es insuficiente, señala el representante de FIPES, quien indica que la participación del Estado es vital en esta crisis, principalmente porque la Constitución establece que el Estado es el garante de la continuidad educativa, por lo que ahora -considera- le corresponde asumir un rol importante.

En ese sentido detalla que el sistema para los estudiantes de institutos y universidades públicas – en donde solo pagan matrícula más no la mensualidad – debería aplicarse también a los estudiantes del sector privado.

"Estos estudiantes (del sector público) pegan una matrícula muy pequeña, pero eso es pagado por los contribuyentes, lo que pagamos todos con los impuestos. Nosotros queremos que también ese esfuerzo se extienda para los estudiantes privados, ellos no tienen menos derechos que los públicos", aseveró.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin