Economía

Inversionista: ¿cómo potenciar el dinero extra recibido y no desaprovecharlo?

Imagen referencial.

Cualquier momento del año es importante y favorable para dar un salto en tus finanzas. Si tienes alguna obligación de pago, la mejor forma de hacer un uso inteligente del dinero extra es destinarlo a saldar dicha responsabilidad asumida.

De esta manera si era un crédito en cuotas y lograste adelantar el pago, posiblemente, obtengas un beneficio de menores tasas.

Si en cambio, no tienes una obligación de pago asumida y puedes utilizar ese dinero para mejorar tus condiciones financieras, la alternativa más provechosa es invertir ese dinero. Así harás que el monto que hoy dispones, en un tiempo se haya incrementado en más de un 100%.

Existen dos alternativas prácticas para empezar a invertir sin ser un experto: por un lado, el depósito a plazo fijo y por el otro, inversiones en créditos. "Nuestra plataforma es 100% segura, y desde hace más de tres años los inversores que han confiado en la industria fintech saben que somos efectivos y 100% asertivos con la rentabilidad promedio que informamos" comentó Oscar Salas, Country Head de Afluenta.

Actualmente las fintech se han posicionado como un sistema de colaboración para hacer más prácticas, accesibles y rentables las finanzas de las personas. Así es el caso de Afluenta, que ofrece la posibilidad de alcanzar una rentabilidad por encima del mercado tradicional. Además, eliminan la brecha bancaria entre quienes solicitan y quienes invierten, y conectan a inversores y solicitantes. En estas plataformas se pueden invertir el dinero extra y obtener una tasa de retorno anual estimada de 22.6%.

Cualquiera sea la opción de inversión que tomes, Afluenta da algunas recomendaciones a tomar en cuenta:

Perfil de inversionista: Antes de realizar una inversión, debes conocerte a ti mismo y definir qué tipo de inversor eres, más arriesgado o menos arriesgado. Toda inversión tiene riesgo y rendimiento, debes optar por una operación que se adapte a tus preferencias.

Diversificación: Una inversión significa aceptar un riesgo ya sea menor o mayor, para reducir este riesgo es mejor diversificar y tener inversiones seguras y de fácil liquidez, y el resto distribuirlo en otro tipo de activos.

Costos: Debes conocer los costos de gestión de tus inversiones lo que puede suponer una diferencia importante en el rendimiento final.

Plazos: Es necesario evaluar es cuánto tiempo esperas recuperar tu inversión y obtener rentabilidad. Considera las urgencias y gastos inesperados que puedan surgir.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0