Economía

Gastronomía peruana moverá US$ 75 millones durante los Juegos Lima 2019

Imagen referencial.

Los XVIII Juegos Panamericanos y Sextos Juegos Parapanamericanos Lima 2019 convierte al país en un destino importante para la llegada de turistas, un hecho que impactará en el crecimiento de la economía, especialmente en el sector gastronómico.

Por ello, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) estimó que, al recibir a más de 50 mil visitantes extranjeros, la gastronomía peruana tendrá un movimiento económico de hasta 75 millones de dólares.

"Esta cifra se desprende de los 250 millones de dólares que generará este evento donde estimamos que el 30% pertenecería a las ventas que generará nuestra prestigiosa gastronomía", indicó Jorge Penny, presidente del Sector de Gastronomía de la CCL.

Explicó que el aporte se dará por la llegada de deportistas profesionales, delegaciones, familiares, fanáticos y peruanos que estarán en este importante evento, lo que impulsará la facturación de los restaurantes de comida criolla o fusión (en especial de los chifas).

Agregó que, si bien es difícil predecir cuánto podría crecer este sector en el presente año, se espera que la actividad gastronómica ayude esta vez a incrementar de manera notable el 3.5% anual registrado en el 2018.

Dentro de las tendencias de consumo, los productos que tendrían mayores ventas serían los platos de bandera como el ceviche, lomo saltado, pollo a la brasa, causa, ají de gallina, y platos orientales, así también restaurantes de comida rápida (fast food), que siempre son una alternativa para muchos comensales extranjeros.

Según cifras actuales, un turista promedio que visita el Perú gasta entre 50 dólares y 100 dólares diarios degustando nuestra gastronomía. Esta cifra podría incrementarse hasta en 20% y alcanzaría un ticket promedio de 120 dólares diarios.

"Este valor variará según la categoría de restaurantes, pero podríamos considerar que, con estos eventos, habrá más tema de conversación, sobremesa y, por lo tanto, mayor consumo", sostuvo.

Penny Pestana resaltó que la gastronomía peruana arrastra toda una cadena importantísima entre diversos sectores.

"Por ejemplo, el campesino y pescador venderá más insumos, el sector comercial tendrá mayor actividad, las industrias de alimentos surtirán a los restaurantes, los cocineros, meseros y barman serán más demandados", comentó.

Por otro lado, indicó que es muy probable que los negocios informales aprovechen esta coyuntura. Por tanto, exhortó las municipalidades realizar los controles en temas de salubridad para "evitar los peligros de la inocuidad alimentaria".

Así también advirtió que, si los negocios o restaurantes no realizan oportunamente las estrategias comerciales podrían desbordar su capacidad de servicio.

"Hay que tomar en cuenta que se deben realizar actividades preventivas preparando a los restaurantes en servicio e inocuidad, considerando que son las principales debilidades de nuestra industria gastronómica", anotó.

Fuente: Agencia Andina

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.