Economía

El 1 de julio vence el plazo para contratar a un OSE que agilice la facturación digital

Imagen referencial.

La SUNAT estableció que, a partir del 1º de julio de 2019, será obligatorio el uso del sistema de Operadores de Servicios Electrónicos (OSE).

Este modelo agiliza y hace más eficaz la utilización de la facturación digital para las empresas peruanas, comentó Kenneth Bengtsson, presidente ejecutivo de Efact, Operador de Servicios Electrónicos autorizado por la entidad reguladora.

"Desde el 1 julio del 2019, la SUNAT dejará de validar los comprobantes electrónicos de las empresas principales contribuyentes (PRICOS), quienes deberán usar los OSE. Con los operadores, se prevé que alrededor del 85% de las ventas totales de los contribuyentes se realicen a través de la factura digital, reduciendo la brecha de evasión de recibos falsos, detección de operaciones no reales, evasión del IGV y la doble facturación", señaló el presidente ejecutivo de Efact.

Según la resolución de superintendencia Nº 044-2019 de la SUNAT los emisores electrónicos que al 31 de diciembre de 2018 tengan la calidad de principales contribuyentes, deben emitir sus comprobantes de pago a través de un Operador de Servicios Electrónicos desde el 1 de julio de 2019. Los que a partir del 1 de enero del 2019 se conviertan en emisores electrónicos y contribuyentes principales, deberán hacerlo efectivo desde el primer día calendario del cuarto mes siguiente.

"Los OSE ayudarán a fortalecer la masificación de la facturación electrónica en el Perú. Actualmente son catorce las empresas que están autorizadas por la SUNAT para realizar la comprobación, validación y supervisión de las facturas electrónicas y tienen la potestad de autorizar los comprobantes con carácter definitivo", indicó Bengtsson.

Con los operadores, las empresas adquirirán un servicio de validación de emisión de comprobantes de pago, automatización de sus procesos, manejo de inventarios online, almacenamiento de información, intercambio de documentos electrónicos, productividad y reducción de costos; además pone a disposición un monitoreo de errores, envíos de constancias de recepción o una comunicación de inconsistencias.

"Este nuevo modelo brindará ventajas como: mayor rápidez y economía; no implica uso, traslado o almacenamiento de papel. Ofrece acceso a productos e instrumentos financieros. Las empresas ya no deberán enviar sus comprobantes electrónicos a la SUNAT para que sean validados", dijo el presidente ejecutivo de Efact.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.