Empresas

¿Cómo las empresas peruanas han llegado a 25 mercados del mundo?

Imagen referencial.

En el Perú, más del 70% de las empresas que exportan son micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes); sin embargo, el valor exportado de ese grupo representa apenas el 5%. Una de las razones que explican este escenario obedece al poco acceso al financiamiento.

Por ese motivo, en mayo del 2016, el Mincetur, a través del Viceministerio de Comercio Exterior con recursos del Fondo Mipyme, lanza el Programa de Apoyo a la Internacionalización (PAI), iniciativa que surgió con el objetivo de contribuir con la internacionalización de las Mipymes peruanas.

Mediante esta herramienta, los exportadores peruanos concursan por fondos no reembolsables para el cofinanciamiento de actividades que les permita mejorar sus capacidades y habilidades de gestión en comercio exterior.

"La internacionalización de las empresas exportadoras contribuye con el desarrollo del sector exportador, genera divisas, crea puestos de trabajo y, en consecuencia, mejora la calidad de vida de la población", explica Francisco Ruiz, director de la Dirección General de Facilitación de Comercio Exterior del Mincetur.

En ese sentido, destacó la buena acogida que ha tenido el PAI entre los empresarios del sector. "Hace poco, se otorgó S/2.6 millones a 21 nuevas empresas para apoyarlas en su proceso de internacionalización. Estas resultaron ganadoras de la octava convocatoria del programa y tercera de este año", señaló el director del Mincetur.

Hasta el 2019, cierre de la primera etapa de este programa, se reconocerán a un total de 187 empresas, a través de sus cuatro modalidades: 1) Potenciamiento de exportaciones, 2) Consolidación de la actividad exportadora y Licitaciones internacionales, 3) Franquicias y 4) Implantación comercial.

Las empresas beneficiarias provienen de 13 regiones del país y exportarán sus bienes y/o servicios a 25 mercados distintos del mundo. Un pequeño grupo de estas, que ya culminaron con sus proyectos de internacionalización, entre las que destaca Greenbox, Intratesa, Costa Seafood y Mantari, obtuvieron un retorno de S/ 8.2 en exportaciones o en intenciones de compra por cada sol que invirtió el PAI.

"El PAI, además, promueve la formalidad, optimiza la gestión exportadora al minimizar el riesgo de los proyectos de exportación, mejora el posicionamiento del producto o marca de la empresa en el mercado de destino", añadió Francisco Ruiz.

Los resultados han superado las expectativas y, por ello, el Mincetur se prepara a lanzar una segunda etapa del PAI. Se están haciendo las gestiones para conseguir recursos adicionales y se incluiría la creación de una nueva modalidad: Emprendimiento exportador, dirigido a las empresas no exportadoras, pero con potencial exportador.

El PAI fue trabajado como parte de las actividades identificadas en el Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX 2025), a través del componente de Financiamiento del Comercio Exterior. Además, hace poco, el Mincetur ha desarrollado la estrategia MiPYME al Mundo, la cual plantea mecanismos de apoyo y articulación diseñados para impulsar la competitividad exportadora de las Mipyme peruanas.

Un mayor impulso al comercio exterior permitirá que el país continúe creciendo. Y esta es la consigna del Mincetur: ser el rol facilitador y promotor de la internacionalización.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.