Empresas

Cinco consecuencias de elegir mal a un profesional

Elegir mal a un empleado puede traer consecuencias para la empresa

Encontrar talento de calidad y preparado para ocupar puestos estratégicos en las empresas resulta todo un desafío, y lamentablemente son muchos casos donde los elegidos resultan no ser la opción ideal.

¿Qué tan grave es realizar una mala selección de profesionales en nuestra empresa? La especialista de la consultora Mercer Perú, Midori Akamine, detalla las 5 consecuencias de cometer este error.

1. Incrementa rotación de personal

Una mala contratación de personal requerirá reiniciar el proceso de contratación. Asimismo, demandará tiempo para ajustar y mejorar las herramientas de selección, con el fin de evitar no repetir el error, y que se vea afectada la imagen y la productividad de la empresa. Recordemos también que la curva de aprendizaje del nuevo talento puede ser lenta, y al requerir el apoyo de otros trabajadores para adaptarse, se consumen valiosos recursos de la empresa.

2. Afecta el presupuesto

Si hablamos de pérdidas económicas, el costo de volver a iniciar un proceso de selección es de aproximadamente el 20% del salario del puesto, lo cual impacta directamente en el presupuesto y costos de la compañía, así como los derivados de un eventual despido. Existen empresas con una alta rotación de personal por malos procesos de selección y la repetición de esta situación puede sumar grandes pérdidas anuales.

3. Genera clima laboral poco saludable

Contratar personal inadecuado impacta en el personal que ya pertenece a la compañía, pues fomenta un clima laboral poco estable y deteriora la cultura organizacional. "Se aconseja contratar personal que se adapte a la cultura empresarial, que motive a los empleados y comprendan la misión de la organización, esto en conjunto hace que valga la pena la inversión en la contratación", señala la especialista de Mercer Perú.

4. Pérdida de clientes y ganancias

Una mala contratación significa indirectamente la pérdida de clientes y ganancias, ya que el tiempo promedio de un proceso de reclutamiento para puestos de liderazgo o jefaturas es 3.5 meses, según el Informe de Tendencias de Contratación de Líderes Mercer 2019. Se recomienda, sobre todo en puestos clave, no alargar innecesariamente los procesos, ya que pueden suponer grandes pérdidas para la empresa.

5. Pérdida de oportunidades

El 23% de las organizaciones evalúa de manera errónea las capacidades de sus candidatos, y el 27% consideran que el período de contratación prolongado es el factor que más pesa en la incapacidad para contratar e incorporar líderes talentosos.

Pero, ¿cómo podemos mejorar los procesos de reclutamiento en las empresas peruanas? Para la experta, herramientas tecnológicas con respaldo científico juegan un papel clave hoy en día, ayudando a ser más eficientes en la selección y a acortar los plazos.

"Ya existen plataformas de evaluación que permiten automatizar y agilizar procesos de identificación de talento", concluye Midori Akamine.

Estas tecnologías ya son usadas por las empresas más importantes en Latinoamérica y el mundo como por ejemplo BBVA, Amazon, Toshiba, Microsoft, entre otras, mejorando sus procesos de identificación y selección de talento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0