Empresas

Camisea presenta nuevos protocolos de salud para el cuidado de colaboradores

Planta Camisea.

Camisea reforzó sus protocolos de salud para cuidar a sus colaboradores. Las acciones de la empresa buscan restar cualquier riesgo de contagio del Covid – 19 ya no solo a sus trabajadores sino también a los pobladores de Pisco y el Bajo Urubamba cercanos a las plantas de operaciones de la empresa.

El riguroso nuevo protocolo empieza con un control médico previo a movilizar a los colaboradores a la planta. El transporte que traslada a su personal respeta las medidas de aforo de los buses, es decir solo ocupa el 50% de capacidad del vehículo para evitar contacto.

Salvaguardando a las poblaciones de Pisco y Bajo Urubamba, los colaboradores de Camisea no tienen contacto con la población durante el proceso rumbo a la planta. A esta medida añadieron un aislamiento preventivo en hospedajes acondicionados con altas medidas de seguridad y para uso exclusivo de sus colaboradores, bajo estricta vigilancia.

La alimentación está controlada con altos estándares sanitarios y en las plantas con habitaciones incluidas (Planta Malvinas) la distancia entre camas y frecuencia de limpieza ha aumentado.

Junto a estas acciones los protocolos de limpieza en los comedores de las plantas de Pisco y Malvinas, así como el campamento Malvinas han aumentado para evitar cualquier posibilidad de contagio o poner en riesgo al personal

Además junto a todas estas acciones de prevención en Camisea se viene realizando descarte de Covid -19 a todos los trabajadores antes de su ingreso a la planta.

Con este riguroso protocolo Camisea busca proteger a los colaboradores que han continuado con sus labores durante este estado de emergencia nacional para así asegurar el continuo abasteciendo de combustible tan requerido en esto tiempos de cuarentena.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.