Empresas

Pandemia por COVID-19 ocasionará que reciclaje en Perú disminuya en 30% en el 2020

Según el Minam, antes de la paralización de actividades, en el Perú se generaba 20 mil toneladas de residuos sólidos municipales al día.

El impacto de la COVID-19 en las actividades de reciclaje en el país, trajo como consecuencia la paralización de los programas municipales de segregación en la fuente, generando una reducción en los niveles de valorización de residuos, y destinando estos hacia rellenos sanitarios o en el peor de los casos, hacia botaderos, señaló la Asociación Civil Recíclame Cumple Con Tu Planeta, experto técnico en economía circular.

Dicho impacto se estima en una reducción aproximada del 30% sobre los niveles de valorización de residuos esperados para el 2020, además de la necesidad de potenciar el sistema nacional de reciclaje y darle sostenibilidad. "Es claro que la prioridad ahora es la implementación de los protocolos de seguridad, pero lograr que estas buenas prácticas sean interiorizadas e implementadas, sobre todo entre los recicladores y actores intermediarios, será el verdadero desafío", señaló el gerente general de Recíclame, Renzo Gomero.

Retos

Según el Ministerio del Ambiente, antes de la paralización de actividades, en el Perú se generaba 20 mil toneladas de residuos sólidos municipales al día, principalmente de los hogares, de los cuales se valorizaba aproximadamente el 1%, el resto terminaba en rellenos sanitarios o botaderos. Esta situación se traduce en 1,585 áreas degradadas por residuos sólidos a nivel nacional, identificadas por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA)

En cuanto a los recicladores, en el país existen más de 100 mil y muchos otros actores intermediarios pequeños y medianos, que representan la base de la cadena de reciclaje. Se estima que más del 60% de esta base trabaja en la informalidad. "La pandemia nos ha traído grandes retos, pero también nos ha dado la oportunidad de promover cambios estructurales para mejorar el sistema de reciclaje en el país. Nos ha permitido resaltar la importancia que tienen actores intermediarios como micro y pequeñas empresas dedicadas a la comercialización de residuos reciclables.", señaló el ejecutivo.

Una reactivación segura

Cabe destacar que Recíclame viene trabajando en coordinación con el Ministerio del Ambiente – MINAM y el sector privado para priorizar la reactivación segura de estos actores, así como la aplicación de estrategias que impulsen la formalización de sus actividades. Actualmente desarrolla un proyecto para la identificación, apoyo y promoción de la formalización de estos actores de la cadena, a fin de lograr la reactivación de sus labores bajo medidas de seguridad.

"El reciclaje afianza aún más la ruta hacia una economía circular y además promueve un mercado con gran impacto económico y social, que en el Perú aún no está siendo aprovechado al máximo de su potencial. Es evidente que para lograrlo se requerirá de avances en tecnología e infraestructura a nivel nacional, y por ende, mayor inversión pública y del sector empresarial. Un punto a favor es que existe un mercado industrial demandante de materiales reciclables y por ende una gran necesidad de reactivar y fortalecer el sector", finalizó el especialista.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.