Empresas

La resiliencia representa el 30% del rendimiento de una empresa durante una crisis, según BCG

Imagen referencial.

No sabemos cuánto tiempo durará la pandemia del COVID-19, pero lo que suceda durante este periodo es cinco veces más importante de lo que se haga cuando termine la crisis. A pesar de ello, y en tiempos desfavorables, el 14% de las compañías crecen y esto es gracias al uso de la resiliencia, la cual representa casi el 30% del rendimiento superior a largo plazo, señaló el estudio de Boston Consulting Group (BCG).

"En tiempos de crisis, el éxito de las empresas proviene de la resiliencia. Las compañías quieren reconstruir sus negocios y no depende solamente de que se recorten los costos, sino de la capacidad de los líderes de adaptarse y recuperarse. Se dice que el desempeño exitoso proviene del crecimiento (47%), de las expectativas de un mayor crecimiento (30%) y, por último, del costo (24%)", indicó Martin Reeves, Managing Director & Senior Partner, Chairman de BCG Henderson Institute durante la reunión anual de líderes de recursos humanos de empresas en Perú: "The Meet 2020".

Asimismo, la encuesta realizada a casi 1,800 empresas, indica que el 15% de ellas mostraron resiliencia, superando a sus industrias en más del 80% de los trimestres de crisis que enfrentaron durante el período de estudio de 25 años".

La resiliencia juega un papel fundamental porque a medida que la crisis se desenvuelve, las empresas resilientes tienen amortiguación de reservas, redundancias y son modulares en cuanto a su estructura; es decir, si una parte de la empresa fracasa no lo hace toda la compañía.

"Las empresas resilientes son diversas, en otras palabras, no solamente hacen las cosas de una manera, no se movilizan alrededor de una sola idea, sino que hay diversidad natural y experimentación en lo que hacen, están listas para aplicar diferentes enfoques, también buscan la adaptabilidad a largo plazo, que es tan importante como la incorporación social", enfatizó Reeves.

El estudio muestra los cuatro tipos de ventajas que ayudan a las empresas a lograr un rendimiento superior en crisis gracias a la resiliencia:

• Anticipación: la capacidad de reconocer las amenazas y prepararse para ellas con antelación, lo que ayuda a amortiguar el impacto inmediato y mejorar la velocidad de recuperación.

• Amortiguación: la capacidad de soportar el choque inicial, lo que ayuda a amortiguar el impacto inmediato.

• Adaptación: la capacidad de identificar rápidamente las acciones necesarias para restaurar las operaciones e implementarlas rápidamente, lo que ayuda a mejorar la velocidad y extensión de recuperación.

• Moldeamiento: la capacidad de dar forma a la dinámica de la industria en el entorno posterior a la crisis, lo que permite un mayor grado de restablecimiento de las compañías.

Un ejemplo de empresa resiliente es Airbnb, que fue una de las empresas que sufrió inicialmente el colapso del sector de hotelero. Sin embargo, debido a su capacidad de adaptación de modelos, ha podido cambiar su cartera de lugares urbanos, con mucho riesgo médico, a lugares más aislados de bajo riesgo. Por ello, Reeves invita a las empresas a pensar, actuar y competir para alcanzar la resiliencia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin