Empresas

La "empresa conectada", la herencia que nos deja la pandemia en latinoamérica

Alejandro Capparelli, presidente de la Región Américas de Rockwell Automation.

Con la aceleración de la transformación tecnológica producto del Covid-19, el mayor impacto se produjo en las empresas esenciales, como industrias de alimentos y bebidas, farmacéuticas y servicios primarios, señaló Alejandro Capparelli, presidente de la Región Américas de Rockwell Automation.

"No quiero dejar de mencionar una tendencia muy fuerte que es el e-commerce, y la tecnología de almacenes, manejo de inventario, y demás. A medida que la presencia física es menor, pedimos más a tiendas online como Amazon y Mercado Libre. Esta tendencia positiva también la estamos viendo en la industria", comentó.

Como respuesta a esta alta demanda, Rockwell Automation está estableciendo la "Empresa Conectada" y Gustavo Zecharies, vicepresidente de la región Latinoamérica de la compañía, explicó que trabajan la transformación digital de las empresas a través del refuerzo en tres puntos: la resiliencia (poder continuar operando de manera remota), la agilidad (reconfigurando el negocio para atender las distintas demandas), y la sustentabilidad (pensando en sostener este modelo a largo plazo).

Y, ¿qué tan preparados estamos en la región con respecto a la mano de obra? Capparelli reconoció que empezando por su propia experiencia en Rockwell Automation, hubo mucho compromiso y apoyo de los empleados.

Como iniciativas para tener personas capacitadas en nuevas tecnologías, Rockwell Automation tiene un programa donde participan estudiantes de secundaria en América Latina. Y estas iniciativas se vienen consolidando en países de la región como Perú, Argentina y Chile.

Asimismo, ante la premura de las compañías por contar con talento especializado, la empresa estadounidense entendió como una ventaja importante para sus clientes y socios poner a su disposición especialistas de manera inmediata. "Por ejemplo, un cliente de Latinoamérica puede armar al mejor equipo de expertos con el apoyo de nuestros expertos de Norteamérica o Asia Pacífico", contó Zecharies.

Afrontar la crisis

Para Capparelli, la pandemia ha puesto en evidencia que los latinoamericanos estamos preparados para enfrentar este tipo de crisis. "Hemos visto cosas fuera del estándar que muestran la capacidad de reacción. Cuando salgamos de esta situación, vamos a estar mejor preparados en muchos niveles, con ofertas más ingeniosas y adaptadas a las necesidades", apuntó.

Más que una tendencia apurada por el virus, en Rockwell Automation entienden esta transformación como algo esencial. Y como ejemplo mencionan el soporte que le dieron en temas de automatización a compañías que buscan la vacuna para el Covid-19 en el mundo. "Allí se puede ver que tan esencial es nuestro servicio, incluso para producir millones de vacunas", dijo.

En esa línea, Zecharies añadió que el expertise de la compañía en términos de producción e industrias es lo que los hace exitosos. Su versatilidad les permite conocer "los cuidados en la industria farmacéutica, lo que es una cadena de frío en alimentos y bebidas, la seguridad en aplicaciones de gas y petróleo, y las magnitudes que se manejan en el área de minería".

Una muestra de cómo afrontaron los últimos meses es que, en este periodo, Rockwell Automation extendió su alianza estrategia por cinco años con Microsoft para el desarrollo de una plataforma relacionada a la nube para industrias. Lo mismo con PTC para el manejo de datos y virtualización, y se ha extendido a nuevos productos. Asimismo, adquirieron empresas relacionadas a la tecnología.

"Podríamos declarar que, dentro de la transformación digital, en lo que se refiere a producción, nadie está mejor posicionado que nosotros para traer el mundo de la Tecnología de la Información (TI) a la planta", puntualizó Capparelli.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.