Empresas

Latinoamérica estrena la primera fábrica de bolsas que se convierten en abono

Imagen referencial.

La empresa "No soy plástico" fabricará bolsas biodegradables y eligió Uruguay para instalar la primera planta de biopolímeros de América Latina. La particularidad de estas bolsas es que son completamente biodegradables, ya que se disuelven en agua caliente a una temperatura de 80 grados, en la tierra se convierten en abono, en mares y ríos se desintegran.

Además, las bolsas son comestibles y pueden cargar hasta 4 kilos. Así, estas son 100% orgánicas, 100% compostables y no son tóxicas para ningún ser vivo.

Para demostrar la efectividad del producto, la empresa ha enviado muestras de la bolsa a diferentes medios proponiendo que se pongan en una taza de agua caliente y revolver con una cuchara para comprobar si se disolvía.

Según la empresa ya ha recibido la autorización de la Intendencia de Canelones (departamento uruguayo) para abrir la planta y evalúa ahora si la ubicará en el Polo Tecnológico de Pando o en otros dos puntos de la Ruta 5.

En agosto de este año, Uruguay promulgó la ley sobre el uso sustentable de bolsas plásticas, la cual declara de interés general la prevención y reducción del impacto ambiental derivado de la utilización de bolsas plásticas. Asimismo, con esta medida se busca promover acciones para desestimular el uso de plástico, promover su reutilización, reciclado y otras formas de valorización.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0