Politica

Alejandro Toledo luce deprimido y juez pide cambiarlo de prisión

Juez evalúa cambiarlo de cárcel

El expresidente Alejandro Toledo presenta un "bajo interés en mantener su aseo e higiene, así como un incremento de depresión", sufriendo un deterioro de su salud física y mental desde que fue encerrado en la cárcel de Santa Rita, en California, según una evaluación psiquiátrica.

De acuerdo a la evaluación del doctor Dave Schatz detalló que el expresidente muestra una marcada "desmoralización" así como un "creciente retardo psicomotor con una desaceleración de sus movimientos".

"Hace mucho menos contacto visual que cuando comencé a tratarlo. Repite sus palabras mucho más seguido que cuando lo conocí, mostrando un déficit de memoria y marcadas dificultades en su habilidad para concentrarse", detalló el médico.

Cambio de prisión

Ante esta situación el juez Vince Chhabria propuso que el Gobierno estadounidense busque una nueva prisión para Toledo para no poner en riesgo su salud.

La defensa del exmandatario presentara un recurso de apelación a la decisión de otro juez que había decidido mantenerlo en prisión, dijo que no tomará una decisión hasta el jueves, pero insistió varias veces en su propuesta e incluso pidió a las partes que la consideraran.

Lo que Chhabria sugirió es fallar a favor de dejar a Toledo en libertad bajo fianza, pero suspender inmediatamente esa decisión durante unos días, para que así el Gobierno se apresure a encontrar una alternativa para encarcelar al exmandatario que permita sacarlo de la celda de aislamiento en la que lleva casi tres meses.

Chhabria consideró esta opción la mejor manera de poner remedio a sus recelos al encarcelamiento en solitario sin ceder a la petición de la defensa de conceder la libertad bajo fianza.
Toledo se halla en una celda de aislamiento desde que fue detenido a causa de su elevado perfil político, ya que los responsables de la cárcel de Santa Rita (condado de Alameda, California) en la que se encuentra consideraron que es la única manera de garantizar su seguridad.
Sin embargo, las duras condiciones del confinamiento en solitario han contrariado tanto a Chhabria como al juez Thomas Hixson (quien en septiembre decidió pese a ello que permaneciese en prisión), y ambos han pedido al Gobierno estadounidense alternativas a esa modalidad de encarcelamiento.
Toledo está acusado de haber recibido hasta 35 millones de dólares de Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú cuando él aún era presidente, y ha pasado los últimos dos años prófugo de la Justicia peruana en EE.UU., donde reside en la localidad de Menlo Park, cerca de San Francisco.
Andina
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0