Politica

Antauro Humala, el golpista preso que intenta vacar a Martin Vizcarra

La política peruana se libra desde las prisiones, si hasta hace poco eran Alberto Fujimori y Keiko Fujimori mandando mensajes al país desde la cárcel, en los últimos días ha sido el líder de UPP, Antauro Humala, quien según revelaciones de la prensa está detrás del proceso de vacancia contra el presidente Martín Vizcarra.

Tal como reveló ayer el diario Perú 21, Antauro Humala, quien cumple condena de 25 años de prisión por homicidio y secuestro, coordinó desde el penal Ancón con varios congresistas de la bancada de Unión por el Perú (UPP) la eventual vacancia presidencia.

Hasta donde se sabe, Humala participó en reuniones con congresistas y dirigentes de su partido, a través de un telefóno de la cárcel.

Así, el 12 de setiembre Humala llamó al parlamentario de UPP, Rubén Ramos y al secretario de prensa del Frente Patriótico, Carlos Repetto, con quienes conversó sobre la situación en el parlamento.

"Dicen que faltando pocos meses para las elecciones no se puede hacer eso, claro que se puede hacer... En el Congreso las únicas bancadas que se han mantenido firmes con respecto a la vacancia somos nosotros (UPP) y Podemos", se escucha en el audio que fuentes de RPP afirmaron que sí se trata de Antauro Humala.

También se sabe que en una comunicación vía zoom, defendió al presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Edgar Alarcón, ante las críticas en su contra por su anterior intento de vacancia contra Vizcarra.

Además, Humala se refirió a las próximas elecciones de abril y señaló que: "Dicen que faltando pocos meses para las elecciones no se puede hacer eso, claro que se puede hacer... En el Congreso las únicas bancadas que se han mantenido firmes con respecto a la vacancia somos nosotros (UPP) y Podemos".

Además indicó a sus dio instrucciones para realizar protestas pidiendo su libertad en el lema "Antauro Libertad" paralelamente "Vacancia ya", asi como coordinar una guardia de reservista simbólica frente al Congreso.

Esta situación ocurre precisamente porque UPP presentó una moción de vacancia contra el presidente Vizcarra luego de las revelaciones sobre corrupción cuando era gobernador regional en Moquegua.

El pedido ha sido aceptado al reunir 27 firmas de varias bancadas y la primera semana de noviembre se discutirá si pasa a debate.

La conexión Merino

Quien ha salido a declarar ha sido el presidente del Congreso, Manuel Merino, quien descartó "cualquier nivel de coordinación" con Antauro Humala, sobre el segundo pedido de vacancia.

"Descarto cualquier nivel de coordinación con el señor Humala, como se pretende deslizar", dijo en conferencia.

Las dudas vienen porque en el audio de Humala también se hace referencia Manuel Merino.

Vale recordar que en el anterior intento de vacancia a Vizcarra se descubrió coordinaciones entre Manuel Merino y miembros de las Fuerzas Armadas a quienes solicitaba apoyo en caso de que el asumiera como el nuevo presidente del Perú.

Antauro Humala, una historia de radicalismo

El ingreso de Antauro Humala a la arena política ocurrió el 29 de octubre del 2000, cuando con su hermano Ollanta Humala, quien luego sería presidente del Perú, lideraron un grupo de 69 reservistas del ejército y tomaron la instalación minera de Locumba, Tacna.

En ese entonces, ambos eran oficiales del ejército que se levantaron en armas y pidieron la renuncia del entonces presidente Alberto Fujimori, en los caóticos días finales de su régimen.

La particularidad del levantamiento era que denunciaban la corrupción del país, pedían pena de muerte a los corruptos y proponían el etnocacerismo, una suerte de nacionalismo con fuertes referencias al pasado incaico.

Finalmente, la asonada fracasó, depusieron las armas y aceptaron la amnistía que el gobierno provisional de Valentín Paniagua decretó.

Un segundo momento fue el levantamiento de Andahuaylas del 1 de enero de 2005, en donde Antauro junto a un grupo de reservistas armados tomaron por asalto la comisaria de esta ciudad del interior del país.

El asalto ocurrió durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo y fue un intento de golpe de Estado al pedir la renuncia del mandatario, alegando la corrupción de su gobierno y pidiendo la restitución de la Constitución de 1979.

El "Andahuaylazo" fue reprimida por la policía y tuvo como resultado cuatro policías muertos y dos reservistas etnocaceristas.Debido a eso Antauro fue juzgado y condenado a 19 años de prisión por asesinato.

Desde entonces ha seguido activo en la vida política del país, por un lado denunciando a su hermano a Ollanta a quien considera un "traidor" y además denunciando a los sucesivos gobiernos.

A pesar de sus antecedentes su predica es muy popular, logrando organizar a reservistas del Ejército quienes son su principal grupo de apoyo.

Su discurso es especialmente violento cargado de autoritarismo, xenofobia (especialmente antichilenismo) y homofobia. Al igual que otros partidos populistas peruanos el interés es "imponer el orden", limpiar la sociedad peruana radicalmente a través de la vieja tradición autoritaria del país.

Frente Patriotico

Desde prisión Antauro Humala fundó el 2019 un partido llamado Frente Patriótico que se alió con Unión por el Perú (UPP), por lo que varios de sus allegados tienen presencia en el actual Congreso.

Desde el año pasado ha señalado que tiene intención de postular a la presidencia el 2021, para ello ha solicitado al Poder Judicial libertad condicional y UPP viene trabajando en ese pedido.

De esta manera, el reciente intento de vacancia presidencial impulsado por Humala sería una manera de obtener su liberación pues si se lograra la vacancia de Vizcarra habría un nuevo gobierno que podría cambiar su actual situacion mediante un indulto presidencial.

Un giro estratégico

La incursión de Antauro tras bambalinas muestra que dejó el golpismo atrás para utilizar los medios legales como los partidos para lograr derrocar un gobierno democrático.

El clima de debilidad de los partidos donde priman los intereses particulares hacen que sea posible que UPP pueda tejer alianzas con otros grupos del Congreso para vacar a Vizcarra.

El interés final es lograr que Vizcarra caiga para que el titular del Congreso, Manuel Merino, ascienda al Congreso y se pueda postergar las elecciones generales de abril del próximo año, en otras palabras habría un intento de golpe parlamentario para que varios congresistas se mantengan en el poder.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin