Politica

¿Por qué las elecciones peruanas son las más riesgosas de los últimos años?

Las elecciones peruanas asoman como de alto riesgo

Las elecciones generales del Perú se realizarán el próximo 11 de abril, sin embargo, debido a la pandemia de covid-19 y la severa crisis económica hay gran expectativa sobre cómo se librará la campaña electoral.

1.- Elecciones en medio de coronavirus

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha confirmado que la fecha de la elecciones el 11 de abril es inalterable y que se tomarán todas las medidas posibles para evitar los contagios.  En medio de una pandemia en la cual ya se han contagiado más de 1 millón de personas y en medio de una segunda ola el reto será cómo hacer una jornada electoral sin aglomeraciones.

2.- Candidaturas sin interés en la ciencia

Otro de los temas que despiertan preocupación es el poco interés que tienen los candidatos a la presidencia en los hechos científicos y la ciencia. En medio de una pandemia como la actual es sumamente importante.

Para muestra el último debate de ciencia y tecnología, de los 22 candidatos existentes solo ocho se presentaron y uno se retiró en pleno debate, es el caso de Julio Guzmán del Partido Morado.  Otros, como George Forysth (Victoria Nacional), quien además encabeza la preferencia en las encuestas, no asistieron. Cuando se puso en duda sus conocimientos sobre el tema señaló que él conocía de ciencia porque "había crecido con internet" y que por lo tanto estaba involucrado en temas tecnológicos.

Los efectos de que el Perú carezca de conocimientos científicos ni una política sobre el tema, se puede ver en la alta cifra de contagios de COVID-19.

3.- La campaña de la Ivermectina

El uso de la ivermectina se ha convertido en el Perú en un tema de discusión ya no solo científica sino política. Como se sabe, la ivermectina es un medicamente de uso veterinario, empleado para los parásitos, pero que muchos médicos han promovido su uso para luchar contra el coronavirus a pesar de que no está demostrado que su uso de resultado y no debe recomendarse para prevenir esta enfermedad.

Sin embargo, candidatos como el expresidente Martín Vizcarra, que hoy postula al Congreso por Somos Perú, lanzó un video defendiendo su uso, otro candidato a la presidencia de Renovación Popular, Rafael Lopez Aliaga, quien prometió abastecer a las postas médicas con invermectina.

4.- Reforma constitucional

Debido a la actual crisis política, la opinión pública ha empezado a estar a favor de cambiar la Constitución de 1993.

Esta corriente de opinión ha sido tomada por los políticos como los candidatos, Julio Guzman (Partido Morado) y Veronika Mendoza (Juntos por el Perú) y empieza a ser un tema político. Este giro despierta preocupación especialmente por el cambio del capítulo económico, que sentó las bases de la actual economía de libre mercado que funciona en el país desde los 90's. El temor de los inversionistas a que se altere la estabilidad jurídica puede tener un efecto económico adverso.

5.- Tik Toks, redes sociales y populismo

Debido a que están prohibidas la aglomeraciones por el coronavirus los partidos han recurrido a las campañas en redes sociales, las cuales circulan rápidamente los mensajes políticos.

El efecto ha sido la frivolización de los mensajes y las promesas populistas sin sustento, privilegiando los retos en Tik Tok o los videos buscando la conexión con los sectores populares.

El uso de las redes también se presta para los mensajes de odio y a que los candidatos más extremistas canalicen el descontento popular. Como ya se ha visto en los casos Trump y Bolsonaro, las redes fueron importantes para organizar y generar lealtades motivadas por el revanchismo y la conspiranoia.

Lo que debería ser una campaña cuyo centro debería ser una reforma de salud o recuperación económica corre el riesgo de ser un gran espectáculo sin tocar temas fundamentales. Evitar temas urgentes será un riesgo mayor al futuro.

6.- La política de la nueva normalidad

Los candidatos peruanos vienen viviendo una apariencia de normalidad cuando no es esa la situación del país que afronta una de sus peores crisis. Hasta el momento ningún candidato ha asumido el tema de salud y economía como idea de la campaña. Ha solo 2 meses de las elecciones no hay soluciones concretas ni propuestas claras.

De esta manera, en medio de la crisis sanitaria y de la decepción general de los electores peruanos, hay dudas razonables sobre si las elecciones generales no abrirán la puerta a una etapa de inestabilidad política y decadencia democrática.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin