Politica

Pedro Patrón retira su postulación a la Junta Nacional de Justicia

Pedro Patrón Bedoya.

El abogado Pedro Patrón Bedoya presentó su renuncia irrevocable a la postulación a la Junta Nacional de Justicia (JNJ) luego de suspenderse su juramentación como miembro titular de este organismo.

"No merezco que se ponga en duda mi honorabilidad y buen nombre. Soy respetuoso de la ley y no me aferro a cargo alguno. En defensa de mi honor y buen nombre y el de mi familia, renuncio irrevocablemente a la postulación que superé y cuyo procedimiento, lamento profundamente, que haya fracasado", refiere a través de una carta dirigida a la Comisión Especial encargada de elegir a los miembros de la JNJ.

En dicha misiva, Patrón consideró que actuó de manera transparente en otorgar oportunamente la información sobre el proceso penal en trámite en su contra por el delito de falsedad ideológica.

Patrón fue seleccionado como miembro titular de la JNJ tras superar las pruebas de acceso y, en función a ello, la Comisión Especial programó la ceremonia de proclamación y juramentación.

No obstante, la Comisión Especial decidió suspender la juramentación tras difundirse en la prensa que Patrón tenía pendiente un proceso penal por el delito de falsedad ideológica.

"Y no recibí ninguna otra observación, quedando apto para la entrevista personal en la que no se tocó este asunto, como es de público conocimiento. Por tanto, no ha sido un tema ocultado por mi parte ni desconocido para la Comisión y la ciudadanía, y menos aún, ha sido un requisito legal de postulación", refiere.

"No existe, jurídicamente, un mecanismo que le permita a la Comisión Especial suspender, dejar sin efecto o reabrir tales etapas del procedimiento administrativo ya concluido. Es más, hasta el momento de presentar esta carta, no he recibido ningún pronunciamiento por parte de la Comisión", agregó.

Fuente: Andina

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.