Sociedad

María Hinostroza Pereyra, la policía que ahora es ministra de Salud

Presidente Vizcarra tomo juramento a nueva ministra de Salud

El Poder Ejecutivo oficializó el nombramiento de María Elizabeth Jacqueline Hinostroza Pereyra como ministra de Salud, según publica una resolución suprema el día de hoy.

La flamante ministra tomó juramento ayer ante el presidente Martín Vizcarra, en Palacio de Gobierno.

Hinostroza Pereyra es médico cirujano, egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor San Marcos (UNMSM).

Cuenta con estudios de doctorado en medicina por la UNMSM, así como maestría en salud pública con mención en gestión hospitalaria de la Universidad Federico Villareal y en neurocirugía por la Universidad San Martín de Porres (USMP).

Además, es general de la Policía Nacional en situación de retiro, siendo la primera mujer en alcanzar este alto grado policial en el país. También es catedrática de pre y post grado en la Facultad de Medicina de la USMP.


Se ha desempeñado como directora de Salud Policial, gestión que se ha destacado por la redefinición de roles entre las instituciones administradora de Fondos de aseguramiento en salud (IAFFA) y el fondo de aseguramiento en salud de la PNP (Saludpol).

Durante su gestión se logró la adquisición de una importante cantidad de equipamiento médico, con el fin de complementar el nuevo complejo hospitalario, así como un centro de alta complejidad de primer nivel.

Pertenece a las sociedades científicas como la Academia Peruana de Cirugía, Academia de Sanidad de las FFAA y PNP, Sociedad Francesa de Neurocirugía y ha recibido diversos reconocimientos.

Andina

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.