Sociedad

Federaciones indígenas amazónicas denuncian a Pluspetrol ante la OCDE

Federaciones indígenas denunciarán a Pluspetrol ante la OCDE

Líderes indígenas de la Amazonía peruana presentarán mañana miércoles una queja ante la OCDE, exigiendo que la empresa petrolera Pluspetrol, con sede en Ámsterdam, asuma su responsabilidad para remediar la contaminación generada por la exploración petrolera en territorios indígenas de los ríos Corrientes, Pastaza, Tigre y Marañón.

Las federaciones indígenas FEDIQUEP, FECONACOR, OPIKAFPE y ACODECOSPAT presentarán la queja al Punto de Contacto que posee el gobierno neerlandés para la OCDE. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) vela por la ejecución de buenas prácticas mediante directrices que rigen para las empresas multinacionales de sus países afiliados.

"Hemos venido a los Países Bajos en busca de justicia porque no hay otro lugar a donde ir", dijo Aurelio Chino, presidente de la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP).

"En nuestro propio país, fuimos llamados terroristas cuando nuestra única opción era protestar contra la contaminación de nuestros ríos, nuestra tierra, nuestros peces y nuestros animales. Esperamos que aquí seamos tratados como seres humanos y que el gobierno holandés pueda convencer a Pluspetrol de asumir la responsabilidad por el terrible daño que ha hecho a nuestros pueblos ".

FEDIQUEP, FECONACOR, OPIKAFPE y ACODECOSPAT representan a más de cien comunidades indígenas de los pueblos quechua del río Pastaza, achuar del Corrientes, kichwa del Tigre y kukama del río Marañón, cuyos territorios son afectados por la contaminación petrolera cuyo responsable es Pluspetrol en los Lotes 1AB (hoy 192) y 8, de la región Loreto.

De acuerdo con el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), la empresa Pluspetrol, al término de sus operaciones en el Lote 1AB, debe responsabilizarse de la remediación de 1199 sitios contaminados en la zona; sin embargo, desde su salida del lote en 2015, incumple los requisitos necesarios para aprobar su Plan de Abandono del área.

Queja

La queja sostiene que Pluspetrol ha violado varias de las Directrices de la OCDE. En ella se argumenta que la compañía no previno ni remedió el daño causado por la contaminación petrolera en el Lote 1AB (hoy Lote 192), la cual afectó fuentes locales de agua y alimentos, así como la salud y bienestar de alrededor 25,000 personas.

En la queja se menciona el caso de la laguna Shanshococha, una importante fuente de alimentos para los quechuas del río Pastaza, que fue intervenida por Pluspetrol en 2012, sin autorización de las autoridades.

"Después de que se descubrió que estaba gravemente contaminada en mayo de 2012, con su superficie cubierta por una gruesa capa de crudo de petróleo, los funcionarios del gobierno visitaron el sitio", según la denuncia.

"Descubrieron que para cubrir el daño causado y evitar un procedimiento de sanción administrativa, Pluspetrol había abordado el derrame en el lago drenando ilegalmente (es decir, eliminando) la laguna por completo".

La queja abarca también aspectos vinculados a derechos humanos y derechos de los pueblos indígenas, así como prácticas cuestionables de la empresa con el propósito de minimizar el pago de impuestos que le corresponde.

Además, la denuncia sostiene que la compañía emplea una estructura corporativa altamente compleja mediante paraísos fiscales que permitirían eludir el control fiscal y ocultan a los entes corporativos y a los propietarios.

La delegación peruana solicitará a los responsables políticos de los Países Bajos que acaben con los vacíos legales que permiten a Pluspetrol y a más de 15,000 otras empresas buzón utilizar el sistema tributario holandés para evitar obligaciones fiscales en los países donde operan.

"Estas comunidades indígenas han tenido que buscar justicia en los Países Bajos, porque el Estado peruano no ha podido garantizar que Pluspetrol cumpla con sus obligaciones", dijo Yaizha Campanario, de la ONG Perú Equidad, quien es parte del equipo técnico que elaboró el documento.

"Si Pluspetrol no remedia el caos dejado en una de las regiones más biodiversas de la Amazonía, entonces el Estado peruano tendría que hacerse responsable pues es su obligación asegurar la vida y los derechos, pues las comunidades indígenas aún viven rodeadas de contaminación; pero sería un pésimo precedente que una empresa petrolera no asuma sus obligaciones y quede impune", dijo Campanario.

Pluspetrol es conocida por una serie de malas prácticas como los vertimientos de aguas tóxicas de producción petrolera en ríos y quebradas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón entre los años 1996 y 2009, así como por las constantes judicializaciones de sanciones e infracciones de las autoridades ambientales, o su cuantiosa deuda en la SUNAT (unos 3 millones de soles) que le ubica como una de las empresas más deudoras de Perú.

La queja es presentada por las federaciones indígenas de la Amazonía peruana FEDIQUEP, FECONACOR, OPIKAFPE y ACODECOSPAT, así como por instituciones de la sociedad civil de Perú y los Países Bajos, como Perú Equidad, el Centro de Investigación sobre Corporaciones Multinacionales (SOMO), Oxfam Novib y Oxfam en Perú, entre otras.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0