Telecomunicaciones y tecnologia

Reglamentan teletrabajo y beneficiará empleabilidad de poblaciones vulnerables

El MTPE aprobó reglamento de Ley 30036.

El Gobierno publicó el reglamento de la ley que regula el teletrabajo como una modalidad especial de prestación de servicios, caracterizada por la utilización de tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC), y que beneficiará la empleabilidad de las poblaciones vulnerables.

De acuerdo al Decreto Supremo Nº 017-2015-TR, que aprueba el reglamento de la Ley Nº 30036, la norma rige para las instituciones públicas y privadas, buscando promover políticas públicas para garantizar su desarrollo.

Esta ley permitirá una correcta aplicación de la modalidad de teletrabajo, lo cual beneficiará la empleabilidad de las poblaciones vulnerables, según el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Se encuentran comprendidos dentro del ámbito de la ley aquellos trabajadores y servidores civiles que prestan servicios bajo la modalidad de teletrabajo, así como las personas naturales o jurídicas y entidades públicas que los emplean.

La norma busca promover un equilibrio entre las actividades realizadas en los ámbitos personal, familiar y laboral de los trabajadores o servidores civiles.

En tal sentido, deberá existir una adecuada correspondencia entre la carga de trabajo y la jornada de labores o servicios asignada.

El teletrabajo podrá desarrollarse bajo dos modalidades, según la norma legal.

Una de ellas es de forma completa, en la que el teletrabajador presta servicios fuera del centro de trabajo o del local de la entidad pública, pudiendo acudir ocasionalmente para las coordinaciones necesarias.

La segunda es de forma mixta, en la que el teletrabajador presta servicios de forma alterna dentro y fuera del centro de trabajo.

No se considera teletrabajador a la persona que ocasionalmente presta servicios fuera del centro de trabajo o entidad pública.

Los trabajadores y servidores civiles pueden prestar servicios bajo la modalidad de teletrabajo en jornadas a tiempo parcial o en sistemas de media jornada, respectivamente, de acuerdo con los límites y requisitos previstos en la norma.

El teletrabajador tiene los mismos derechos y beneficios que los trabajadores que prestan servicios bajo la modalidad convencional, de acuerdo al régimen que pertenezca cada teletrabajador.

Entre los derechos garantizados figuran: capacitación sobre medios informáticos, de telecomunicaciones y análogos, así como protección de la maternidad y período de lactancia de la teletrabajadora, además de seguridad y salud en el trabajo, entre otros.

El reglamento estipula que el empleador o la entidad pública dará preferencia a las poblaciones vulnerables para que puedan prestar servicios bajo la modalidad de teletrabajo, siempre y cuando cumplan con los requisitos para el puesto.

Las entidades públicas identificarán progresivamente aquellos puestos que puedan desempeñarse a través de la modalidad de teletrabajo.

Para ello se constituirá una Comisión de Teletrabajo en la que participen un representante de la Oficina General de Administración de la Oficina de Tecnología de la Información y el titular de la entidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin